El Parque Nacional Los Alerces (Patagonia Argentina) fue declarado Patrimonio Mundial ¿Qué significa? ¿Cómo afecta al turismo?

El Parque Nacional Los Alerces -mi favorito de la cordillera- alberga un bosque milenario con un valor universal excepcional; y desde hoy, ingresa al Patrimonio Mundial.

Ya suman cuatro las áreas protegidas nacionales en Argentina con esta denominación, a Los Alerces (Chubut) hay que sumarle otros tres Parques Nacionales: Los Glaciares (Santa Cruz, donde está el famoso glaciar Perito Moreno), Iguazú (Misiones, donde están las cataratas) y Talampaya (La Rioja).

Ahora bien ¿Qué implica que un Parque Nacional pase a ser Patrimonio Mundial? Antes de contestar esa pregunta, voy a contarte qué es un Parque Nacional y qué es un Patrimonio mundial.

 

Parque Nacional: áreas a conservar en su estado natural, que sean representativas de una región fitozoogeográfica y tengan gran atractivo en bellezas escénicas o interés científico, las que serán mantenidas sin otras alteraciones que las necesarias para asegurar su control, la atención del visitante y aquellas que correspondan a medidas de Defensa Nacional adoptadas para satisfacer necesidades de Seguridad Nacional. En ellos está prohibida toda explotación económica con excepción de la vinculada al turismo, que se ejercerá con sujeción a las reglamentaciones que dicte la Administración de Parques Nacionales [Definición de la ley 22.351, encargada de regular los Parques Nacionales en Argentina].

Patrimonio Mundial: es el título conferido por la UNESCO a sitios específicos del planeta que han sido propuestos y confirmados para su inclusión en la lista mantenida por el Programa Patrimonio de la Humanidad. El objetivo del programa es catalogar, preservar y dar a conocer sitios de importancia cultural o natural excepcional para la herencia común de la humanidad. “la Lista del Patrimonio Mundial es un legado de monumentos y sitios de una gran riqueza natural y cultural que pertenece a toda la humanidad. Los Sitios inscritos en la Lista de Patrimonio Mundial cumplen una función de hitos en el planeta, de símbolos de la toma de conciencia de los Estados y de los pueblos acerca del sentido de esos lugares y emblemas de su apego a la propiedad colectiva, así como de la transmisión de ese patrimonio a las generaciones futuras.” [Definición de la página oficial de la UNESCO en español].

Los lugares considerados patrimonio de la humanidad, entonces, no sólo no pierden el estado de conservación en el que estaban, sino que lo mejoran. Desde la denominación, acceden a una serie de beneficios, desde el prestigio internacional, pasando por una mayor conciencia entre los ciudadanos relativa a la preservación de esta herencia, hasta el acceso a un fondo de 4 millones de dólares destinados a asistir al país en la identificación, promoción y preservación de este sitio, contando con la posibilidad de asistencia de emergencia para la reparación de daños en caso de desastres.
Adicionalmente, se tiene acceso a la elaboración e implementación de planes para la administración del patrimonio, en conjunto con capacitación técnica de expertos a los grupos encargados locales.

20160116_132806
Parque Nacional Los Alerces, Esquel, Chubut, Argentina – Enero 2016

¿Cómo afecta al turismo la nueva denominación?

Cada vez que un nuevo sitio ingresa al patrimonio de la humanidad (o patrimonio mundial) el turismo se ve drásticamente modificado ¿Porqué ocurre esto?

1) Aumenta el interés general por ir a visitar el sitio: esto genera que muchos lugares que antes gozaban de la paz de lo desconocido, se vuelvan tumultuosos.

2) Suelen aumentar los precios: este item no es regla, pero es lo que casi siempre ocurre… Tanto la entrada como los campings y las proveedurías suelen aumentar los precios debido al mayor flujo de capitales extranjeros; y debido a la equiparación mundial con monedas de otros países para ofrecer el mismo servicio (la visita a una herencia de la humanidad). Hasta ahora, la entrada al parque, por ejemplo, tiene un valor de $120 para residentes argentinos, $250 para extranjeros y $50 para todo habitante de la provincia. Esperemos que no se modifique tan drásticamente.

3) Aumenta el control: la obligación de preservarlo ahora ya no sólo compete al país, sino a toda la comunidad internacional, razón por la cual los controles se hacen más severos y pueden limitarse recorridos que antes estaban habilitados o incorporarse nuevas restricciones. Esto es una de las cosas que más nos molestan a los viajeros, pero la parte buena es que el límite que se nos pone es para preservar un espacio que -ya tenemos pruebas en todos lados del mundo- el humano no sabe cuidar sólo.

Leé sobre mi estadía en Los Alerces haciendo clic ACÁ

20160116_132849
Parque Nacional Los Alerces, Esquel, Chubut, Argentina – Enero 2016

¿Dónde queda el Parque Nacional Los Alerces?

El Parque Nacional Los Alerces se encuentra en el noroeste del Chubut (en la Patagonia Argentina), a 50 kilómetros de la ciudad de Esquel y a 25 kilómetros de Trevelin, sobre el límite internacional con Chile -en medio de un paisaje increíble. Forma parte de la Reserva de Biósfera Andino Norpatagónica (UNESCO), integrada además por los Parques Nacionales Lago Puelo, Nahuel Huapi, Los Arrayanes y Lanín (en las provincias de Río Negro y Chubut).
El centro operativo y la sede administrativa del parque se encuentran en Villa Futalaufquen, donde se puede recorrer el Centro de Visitantes y una serie de senderos de baja dificultad para conocer los alrededores.

¿Cómo llegar?

En auto: Desde la ciudad de Esquel, en Chubut, por RN 259 y RP 71 hasta Villa Futalaufquen, donde está el centro administrativo del parque (52 km). También se parte de Esquel para acceder a la zona sur, por RN 259 hasta Trevelin y el camino que conduce al Complejo Hidroeléctrico Futaleufú (45 km).
Desde El Bolsón, en Río Negro, se puede alcanzar la portada norte del área protegida por RN 40 y RP 71 (105 km).

Otros medios de transporte: Esquel recibe tres vuelos semanales desde Buenos Aires (lunes, miércoles y viernes) y ómnibus desde casi todos los puntos del país. De allí se puede seguir al Parque en auto y camioneta de alquiler, taxi, remise o recurriendo a los servicios de una agencia de turismo.

20160116_133009
Parque Nacional Los Alerces, Esquel, Chubut, Argentina – Enero 2016

 

Fuentes: Administración de Parques Nacionales de Argentina + MENTEVDERDE

Deja un comentario