Sleep No More: una obra muy Nueva York (que tenés que ver)

Mi sensación de Nueva York es que es un lugar donde todo puede pasar, las posibilidades dependen de las ganas del espectador, hay tantas versiones como caminos por andar, y es sinónimo de no parar. La obra Sleep No More es exactamente eso.

No quiero entrar en detalles, porque cada uno completan la experiencia. Lo que voy a decirte es que en esta obra no estás sentad@, puede durar el tiempo que vos tengas ganas de caminar (y correr), y que -desde que entrás- vas a tener que llevar puesta una máscara, y no tenés permitido hablar.

Mi consejo es que vayas (no te vas a arrepentir) a uno de los primeros horarios, así podés quedarte todo el tiempo que quieras hasta que cierre. Yo fui con otras 3 personas más, cada uno hizo su experiencia por separado, vimos diferentes escenas  y estuvimos distintos tiempos adentro (uno salió a la hora y media, otro a las dos horas y pico, y otros dos salimos después de tres horas cuando cerró). Tené en cuenta de ir con calzado cómodo, y de dejar todo lo que te pese o moleste en el guardarropas antes de entrar.

Si querés saber un poco más de qué se trata esta obra increíble que desafía los límites, entrá a la página del Hotel McKittrick (sí, pasa en un hotel). Ahí además vas a poder ver los precios, consultar la agenda, y comprar las entradas. ¿Se aconseja reservar? Yo te diría que sí, no es necesario muchos días de anticipación, pero si estás paseando por la High Line, y ya resolviste que querés ver la obra, te conviene bajar en 27 street e ir a reservar tu lugar en las puertas del McKittrick. Hacerlo on line es una buena idea también. Yo las compré 3 días antes de ir en el “hotel”, u$109 dólares cada una.

Deja un comentario