El Castillo San Francisco (o Castillo de Egaña): una historia escalofriante a 275 km de Buenos Aires

La vieja mansión que no tiene cara ni frente, fue construida entre los años 1918 a 1930 por el arquitecto Eugenio Díaz Vélez (nieto del prócer argentino). Fue pensada como la estancia principal de la familia, pero el día de su inaguración oficial cambió drásticamente de destino tras la muerte inesperada de su propietario y arquitecto.

Castillo San Francisco, Rauch, Provincia de Buenos Aires, Argentina - Octubre de 2017

Antes de adentrarme en la historia, te cuento que planee la visita al castillo para el día en que viajaba a Tandil, dado que la estancia está a unos 25 kilómetros de la ciudad de Rauch -en el paraje llamado Estación Egaña, por el que recibe su seudónimo- y es un pequeño desvío que vale la pena en la ruta que conecta la Ciudad de Buenos Aires con la de Tandil (al final del posteo te comparto un mapa virtual que podes usar de GPS).

Cuando llegué, además de la tranquera cerrada, un cartel me prohibía el ingreso y me alertaba sobre animales salvajes con el dibujo de un puma. Yo ya estaba ahí y no había posibilidad de que no entre, menos cuando mis ojos dimensionaron a la distancia el tamaño de esta mansión con 77 habitaciones, 14 baños y 2 cocinas. Cerré el auto y dejé a los perros adentro, no es que realmente creyera que iba a ver a un puma, pero... ¿Para qué arriesgarlos, no?

Pasé por el costado de la tranquera y caminé hacia su costado izquierdo (suponiendo que lo que yo tenía enfrente era su frente). Empecé a caminar pensando que, antes de entrar, iba a recorrerla entera por fuera; me ganó la ansiedad y ni bien divisé lo que supo ser una puerta, entre. Entré, y en el video de abajo te muestro todo lo que filmé (antes de salir corriendo porque me espantó un pájaro que salió de una de las tantas chimeneas y me pasó a menos de cinco centímetros de la cabeza).

La historia que te voy a contar sabe explicar porqué mi estado de alerta...

Castillo San Francisco, Rauch, Provincia de Buenos Aires, Argentina - Octubre de 2017
Castillo San Francisco, Rauch, Provincia de Buenos Aires, Argentina - Octubre de 2017

LA HISTORIA DEL CASTILLO

El castillo se terminó de construir en 1930, y para celebrarlo, se preparó una gran cena de inauguración oficial.
La familia de Eugenio, amigos, y los trabajadores de la casa, se alistaban para un banquete destinado a más de 20 personas en la sala principal. Todo relucía, nada faltaba a su lugar y la mesa estaba servida. La celebración, sin embargo, estaba demorada hacía horas a causa de que su protagonista no llegaba. Tras la impaciencia, acaece la noticia que nadie deseaba ori: eugenio había muerto de un infarto, hacía unas horas, en su caserón porteño. El tren que debía traerlo vendría vacío a buscar a todos, para llevarlos a Buenos Aires. La noticia fue tan trágica e inesperada que todos los invitados se fueron de inmediato, dejando los preparativos para la fiesta tal cual como estaban, inclusive la mesa servida -durante 30 años.

Su única hija y heredera, nunca más volvió al lugar y, tal como lo habían abandonado, estuvo durante tres décadas. Bueno, no permaneció igual porque entraron a robarlo, pero de no ser por los avatares de los delincuentes, habría mantenido cada copa su sitio, hasta la expropiación en 1960.

A mediados de esa década el edificio y su predio pasaron a manos de Consejo de la Minoridad para que fuese aprovechado como hogar. Desde entonces se transformó en un reformatorio. Y como el condimento de que la casa que no había llegado a inaugurarse por la muerte de su dueño se convierta en reformatorio no parecía lo suficientemente escalofriante, te cuento que además, hacia finales de los años 70, un joven internado -que ya había cumplido la mayoría de edad- se ensañó con el encargado del lugar y lo mató de varios tiros.

Desde entonces quedó abandonado (aunque desde el 2010 vecinos del lugar están buscando la revalorización de la estancia).

Abajo está mi video, y después de la historia, espero que puedas comprender mejor porqué -estando sin más companía que la de mi celular sin señal- me espanté al escuchar y sentir al ave salir de repente.

¿Cómo llegar? Te comparto el mapa con la ubicación, vas a ver al Castillo de San Francisco representado como el punto rojo. El punto amarillo es la Estación Egaña. El trazo azul muestra cómo acceder al castillo desde el centro de Rauch; y el Camino rosa muestra el acceso desde la Ruta 30.

Te aconsejo tener en cuenta lo que dice el cartel, e ir sólo los domingos y feriados de 12 a 18 horas.

Si querés leer sobre mi viaje a Tandil hacé clic acá; y si tenés alguna duda o un dato para aportar a la historia no dudes en escribirme en los comentarios.

Para leer sobre todos los lugares fascinantes que tiene el país en el que nací entrá a Argentina, y escribime a leerdelviaje@gmail.com si necesitás que te ayude a armar algún itinerario o querés algún consejo específico.

¡Buenos viajes! 🙂

Deja un comentario