Venecia: mis 7 imperdibles en la ciudad del amor

Venecia es ciudad especial ubicada en el noreste de Italia; está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas unidas entre sí por 455 puentes, y tiene el poder de enamorar a todo aquél que la visita.

La primera vez que estuve en la ciudad que encanta fue en enero del año 2008, llegué en tren y con el que por ese entonces -a mis flamantes 21 años-  era mi novio. Todavía me acuerdo la sensación de salir de la terminal y ver el vaporetto… ¿Y las calles? ¿Enserio no hay? ¿Tan pintorescos tienen que ser los puentes? ¡Ay, las góndolas! Todo me entusiasmaba… En el interior de la ciudad no hay tráfico de autos, siendo, a excepción de la navegación por los canales que separan sus islas, una ciudad totalmente peatonal. Sus canales componen un gran entramado a modo de calles que parten del Gran Canal, vía por donde discurre la multitud de embarcaciones.
No tener nada reservado para alojarte -si no es una fecha especial- no es un problema. La oferta ataca a los mochileros apenas se alejan del andén… Nosotros nos quedamos en una habitación en un hotel cerca del ponte Tri Archi; era de estilo siglo XV, con flores en las paredes, manijas doradas, alfombra rosa, madera tallada y escritorio amoroso, pagamos 25 euros por día. Me acuerdo que antes de conciliar el sueño la primer noche que soñé en esta ciudad, le comenté a mi ex una idea que diez años después mantengo: Venecia es el mejor lugar para escribir un libro.

La segunda vez que visité este maravilloso punto del planeta fue en abril del 2013, y esta vez llegué en barco. El crucero en el que viajaba ancló mientras yo dormía, y cuando abrí los ojos… ¡WOW! Otra vez no podía creer un escenario tan amigable a mi gusto; otra vez me enamoré de cada uno de sus canales y de todos los callejones… Otra vez, volví a recorrer todos los puntos turísticos, y ya se cuáles son mis favoritos:

36
Venecia desde el vaporetto, Italia – Abril 2013

1. Perderse por las calles

Creo que perderse por las calles punto es mi favorito en todas las ciudades, pero en ésta lo es en especial. Les comparto información de los barrios de Venecia y qué ver en cada uno mientras nos enamoran sus callecitas con canales y puentes.

En total hay 6 barrios en la ciudad: Santa Crocce (no hay mucho para ver, es una zona más bien operativa. Es la zona del puerto, y de los estacionamientos); Cannaregio (acá está la estación de tren Santa Lucía y muy cerca, la estación de autobuses; este barrio está atravesado por una extensa calle principal, Strada Nuova que es muy animada, tanto de día como de noche y por donde se puede llegar hasta el puente Rialto, en aproximadamente media hora. Además de ser una buena zona para comer, y para hacer compras, en este distrito hay varios puntos de interés); San Polo (acá está el famoso puente Rialto, el más antiguo de los cuatro puentes que cruzan el Gran Canal. Es el corazón de Venecia, y una de las imágenes más representativas de la ciudad.  Atravesarlo durante el día, puede tomar varios minutos, debido a la aglomeración de gente. Respirar hondo, y paciencia. La vista desde arriba del puente es fantástica porque se ve todo el tráfico de las embarcaciones y el ir y venir constante de la ciudad); San Marco (es el distrito más turístico de Venecia, por la relevancia de los monumentos que se agrupan especialmente alrededor de la Plaza); Dorsoduro, (hay dos importantes museos: la Galería de la Academia, una de las pinacotecas más importantes del mundo, que contiene la mayor colección de arte veneciano. Y por otro lado, la Colección Peggy Guggenheim, una colección de arte cubista, surrealista y abstracto del siglo XX, en la que fuera la residencia de esta coleccionista) y Castello (la orilla del paseo marítimo de es uno de los mejores lugares de Venecia para ver el atardecer. Una buena oportunidad para sentarnos a descansar después de un día de caminata y ver cómo la ciudad se tiñe de dorado, a medida que el sol va bajando. En este barrio, además se encuentra la Basílica de Santi Giovanni e Paolo, la más grande de Venecia. También en esta zona está el Museo Naval, y el histórico astillero el Arsenale).

IMG_3716
Foto de alguna callecita que me enamoró en Venecia, Italia – Abril 2013

2. Visitar la Plaza de San Marco y sus palomas

Esta plaza fue bautizada por Napoleón Bonaparte como el “salón más bello de Europa”, y para mi, no se estaba equivocando.
La Plaza San Marco -uno de los lugares que más se inunda de la ciudad por ser uno de los más bajos- está integrada por los monumentos y edificios más importantes de Venecia: el Palacio Ducal, la Basílica de San Marcos, la Torre del Reloj y el Campanile. Sin embargo, en lo que a mi respecta, su gran distintivo está en la cantidad de paloma que se apodaron de ella (y acá es donde influye mi subjetivo aprecio a los animales). En esta plaza, si tenés una galletita, pan, o lo que sea que coma una paloma, te pueden pasar cosas como la que ves en la foto de abajo:

DSC01033
Plaza San Marco, Venecia, Italia – Enero 2008

3. Conocer el Palacio Ducal

El Palacio Ducal (de cuyo calabozo escapó el amante más famoso del mundo, Casanova) es uno de los lugares más visitados de Venecia, igual que la Basílica de San Marco. Esto no es un dato menor porque si vas a hacer caso a esta parada, porque tenés que tener en cuenta que se demora bastante haciendo la fila de ingreso.
La visita al interior del palacio incluye varios lugares hermosos llevados a cabo por los mejores artistas de la época que logran transportarte a la majestuosidad de la vida dentro de estas puertas.
Además, en él se cruza por el famoso Puente de los Suspiros. Este puente fue bautizado así porque ahí los prisioneros daban el último suspiro de aire libre antes de acceder a los calabozos.
Horario de visita: todos los días de 8:30 a 17:30, de abril a octubre cierran a las 19:00.

12
En el interior del Palacio Ducal, Venecia, Italia – Abril 2013

4. Subir a la Torre del Campanile

La torre del Campanile es un campanario que te permite conocer Venecia desde otra óptica, con la mejor vista panorámica de la ciudad. Es uno de los monumentos fundamentales de la Plaza de San Marcos, se eleva en el centro de la misma y el edificio original se remonta al año 1173, cuando se construyó un faro para guiar a los navegantes de la laguna. En el siglo XVI se reconstruyó y pasó a adquirir la actual estructura y diseño, si bien el Campanile se desplomó por completo en el año 1902 al ceder la cimentación; volvió a reconstruirse, y el actual edificio es el que se inauguró en 1912.

IMG_3331
Plaza San Marcos y la Torre del Campanile,Venecia, Italia – Abril 2013

5. Pasear en góndola

No estamos hablando de una excursión barata, pero vale el esfuerzo. La tarifa pública es de 80 euros para un paseo de 35 minutos durante el día; nosotras éramos tres, y arreglamos por 60 euros, pero hay que pelearla… A partir de las siete de la tarde la tarifa es un poco más cara y, si están en un viaje de pareja y quieren serenata, hay que pagar más. Pero como dije al principio, vale el esfuerzo, el recorrido es hermoso y vivirlo desde el agua le da una sensación increíble que se va a guardar en nuestra memoria por siempre.

19
Venecia, Italia – Abril 2013

6. Visitar el puente de Rialto

Es uno de los puentes más famosos de Venecia y durante mucho tiempo el único punto por el que se podía cruzar el Gran Canal a pie. Igual que el puente Vecchio de Florencia, está lleno de tiendas a ambos lados y casi siempre está abarrotado de gente, asique se aconseja ir con paciencia. Lo mejor, ofrece una de las vistas más hermosas del Gran Canal.

28
Puente Rialto, Venecia, Italia – Abril 2013

7. Cruzar a la isla de Murano

Murano es la isla más famosa de la Laguna de Venecia, conocida mundialmente por su famoso cristal, donde vas a poder ver como trabajan artesanalmente los vidrieros, su vidrio y cristal es de alta calidad. Lo que hacen es fascinante.
La isla se encuentra a unos 40 minutos en vaporetto desde la plaza San Marcos, y está considerada como una Venecia en miniatura. Una excursión a Murano se puede completar con la visita a las islas de Burano y Torcello; yo sólo visité Murano por falta de tiempo, pero también leí que Burano es muy linda.

DSC01064
Vista desde la Isla de Murano, Venecia, Italia – Enero 2008

Cómo moverse por Venecia

La mejor manera de moverse por Venecia es a pie, pero si tenés que moverte de punta a punta podéis usar los vaporettos, que son los autobuses de línea acuáticos de Venecia. Son caros, porque el billete sencillo cuesta 7€ te bajes donde te bajes. También hay abonos turísticos de 24 horas (20€), 48 horas (30€), 72 horas (40€) y de una semana (60€). Los billetes del vaporetto se pueden comprar en los kioscos, en las taquillas de las paradas (que tengan) o en el mismo vaporetto. Hay servicio de vaporetto nocturno, aunque la frecuencia de paso es mucho menor y no siempre paran en todas las estaciones.

Les comparto este posteo que también les puede ser útil: ¿Te vas a Europa? Necesitás estas 3 apps