¡Quedate igual, Paracas!

Paracas fue mi tercer destino en Perú, ya había pasado por Lima y Chila, y ahora estaba en una ciudad costera con mucho más para dar de lo que me había imaginado…

Llegamos a eso de las 5 de la tarde y fuimos directo para la Reserva Nacional de Paracas para aprovechar los últimos rayos de sol, queda a 13km de la ciudad, y es una reserva increíble donde se mezcla la enormidad del desierto y lo infinito del mar. Si sos amante de las aves, necesitás ir ahí (pueden leer la reseña de ese día en la Reserva Nacional de Paracas en este posteo). Volvimos de la reserva a eso de las 8 y nos dispusimos a caminar la ciudad.. Bueno, el pueblo… En lo que sería la costanera hay bares, restaurantes y puestos de artesanías. La comida típica como en todo pueblo costero es el pescado y lo notorio del lugar es que la mayoría de los restaurantes cierran a las 10 de la noche. Por suerte conseguimos uno que abría hasta tarde y anclamos ahí, digo por suerte porque además conocimos a David, el dueño del lugar, que nació en Arequipa y nos ayudó un poco a darle forma al recorrido que venía después.

Una constante en perú: la amabilidad de la gente.

20170412_205858
Paracas, Perú – Abril 2017

Nos pasó que en Paracas conseguís todo, todo. Es de verdad un pueblo ATP (apto para todo público), conviven hostels de 10 dólares la noche a pocas cuadras de hoteles a 900 dólares la estadía, ves hombres con zapatos y chombas, y también los ves en ojotas y ropa de bambula, lo mismo la mujeres, está todo bien con ser de clase alta o estar haciendo un viaje de mochila… En paracas todo convive, y el escenario es hermoso.

Nosotros llegamos cuando el mar estaba menstruando, sí, eso nos dijeron, después entendimos que “la menstruación del mar” es a lo que en Argentina llamamos “marea roja”, fenómeno que ocurre una vez al mes y trae muchas aves a la costa porque encuentran alimentos. Estaba lleno de pelícanos y gaviotas.

20170413_094702
Paracas, Perú – Abril 2017

La zona del centro, al costado del mar donde están los restaurantes y puestos de artesanías, es la parte más popular del lugar. Nosotros llegamos justo para semana santa, y el lugar estaba explotado de personas que venían desde Lima a disfrutar unos días del paraíso. Si caminás unas 5 o 6 cuadras más, llegás a la zona de hoteles vips, complejos enormes con casitas en un contexto de all inclusive que parece el caribe. Piletas al costado del mar, palmeras por doquier, reposeras para que dispongas en la arena o en las terrazas, todo un lujo… Un poco más caminando para el Sur, están las casas, igual de lujosas que los hoteles. Todas con muelle privado, embarcaciones o diferentes juguetes acuáticos y ventanales gigantes que te dejan ver que en el interior también tienen pileta.

20170413_105802
Paracas, Perú – Abril 2017

Además de visitar la Reserva, otra excursión que se ofrece es ir a las islas Ballestas (10 soles por persona), que son un grupo de islas, más cerca de la ciudad de Pisco, compuestas por formaciones rocosas donde se encuentra una importante fauna marina con aves guaneras como el guanay, el piquero y el zarcillo principalmente. Están a 30 minutos en embarcación desde la costa, y toda la excursión dura 3 horas.

20170413_125359
Paracas, Perú – Abril 2017

Paracas se puede recorrer entero en un día, como hice yo, pero la verdad es que te quedás con ganas de más… No me daban los tiempos para llegar a Machu Picchu, asique 24 horas después de haber llegado -y tras haberme dado un lindo baño en las aguas del pacífico- nos fuimos para Ica, a conocer Huacachina.

¿Mi sensación de paracas? Es un lindo lugar para hacer un parate si estás de mochila, conseguir algún trabajo en uno de los barcitos, y quedarte un par de meses…

20170413_162448
Yéndome, con Paracas en los ojos, Perú – Abril 2017

¿Cómo llegar a Paracas?

Desde Lima la forma tradicional de llegar a Paracas es por vía terrestre, 3h 30′ en bus o auto. En Pisco (ciudad que queda a 15km de Paracas) existe un aeropuerto, pero no tiene tráfico aéreo regular, normalmente servido por aérotaxis que hacen sobre vuelo a las Líneas de Nazca.

Para llegar a la ciudad de Paracas desde ciudades de la costa, se utiliza la carretera Panamericana Sur (245 Km. desde Lima) y luego se toma el desvío al oeste hacia la ciudad de Pisco, o el desvío 614 anterior a Pozo Santo, viniendo del norte. Desde la ciudad de Ica por la carretera Panamericana Sur (75 Km) viajando hacia el norte.

El servicio de transporte en bus, tiene servicios regulares desde las ciudades de Lima e Ica hasta la ciudad de Pisco, y algunos hasta Paracas. Desde Pisco a Paracas existe permanente transporte público y servicios de taxis.