Viajar con tu perro a la playa: cuidados y consejos

Ir a la playa con nuestros perros es una aventura hermosa, pero puede convertirse en un dolor de cabeza si no tomamos las precauciones necesarias.
Si estás pensando en llevar a tu perro a la playa, antes que nada, fijate que en ese destino no estén prohibidos los amigos de cuatro patas. Si bien hay pocas playas que explícitamente los permiten, existen algunas playas y costas catalogadas como reservas donde está explícitamente prohibido su ingreso.

Algo muy importante a tener en cuenta son las altas temperaturas, éstas pueden afectar gravemente la salud de nuestros animales. Por esta razón es aconsejable que no lleves a tu(s) can(es) a la playa entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Y cuando vayan siempre debe tener una opción de sombra, ya sea una carpa o sombrilla.

Otro punto clave es la hidratación (obviamente con agua dulce) al menos una vez por hora. Si la temperatura es mayor a los 32° se recomienda mojarlo en la cabeza y la panza cada un tiempo prudencial dependiendo del desgaste físico.

Cuando la arena nos quema ¡A ellos también! Si están caminando y no tienen sombra a la vista, corré con el pie la arena caliente hasta hacer un suelo de arena fresca donde tu perro pueda frenar sin quemarse. 

No lo pierdas de vista. La playa suele tener muchos estímulos para tu mascota, los que pueden alterar su comportamiento de un modo inesperado y desobedecer. Si vas a sacarle la correa, procurá que sea en un espacio medianamente controlado y no le quites la vista de encima en ningún momento.

Cuando vuelvas a tu casa enjuagalo con agua dulce si se mojó con el agua de mar, la sal puede picarle la piel y se puede lastimar con las uñas y dientes al rascarse.  También revisale ambas orejas y limpialas (con algodón y alcohol) para que no queden restos de arena que puedan provocarle una infección.

Si tu amig@ branquiocefalicos (nariz plana) también tenés que controlar que no se haya juntado arena en su trompa.

Por último, si te gusta sacarlo a pasear a la noche, no olvides colocarle un collar luminoso (comprado o inventado). Se ve muy poco en la oscuridad de la playa y es muy difícil distinguir a los perros a más de 3 metros (más aún si son oscuros). De esta forma vas a evitar que pueda perderse entre los médanos e incluso ahogarse sin que te des cuenta.

Lo más importante ¡DIVIÉRTANSE JUNTOS

Si además de ir a la playa van a hacer el viaje en carpa te recomiendo leer: “Desafío paciencia: viajar con el perro y la carpa “. Y si querés tener un pantallazo general de todas las recomendaciones para viajar con perros entrá en este pos: “¿Vas a viajar con tu perro? Tips y consejos para que tengas en cuenta“.

¡Que disfruten el viaje, buenas rutas!

Deja un comentario