Planear un viaje a Cusco: cuántos días ir y qué visitar

Es casi imposible hablar de Perú y no pensar en Cusco (o Cuzco), ya que es la ciudad más visitada del país debido al lugar que ocupa en la cultura inca y -principalmente- a la cercanía con Machu Picchu.

Voy adelantar que, si entraste acá para leer sobre Machu Pichu te conviene ir otros posteos: entrá a Machu Picchu, palabras mayores (para leer en detalle sobre la montaña, la ciudadela y sus increíbles paisajes); o entrá a Foto-relato: Un viaje de 2 mil kilómetros por Perú | Parte 3: Aguas Calientes y Machu Picchu (para leer sobre Machu Picchu pueblo, Machu Picchu montaña, cómo llegar, qué presupuesto contemplar y demás). Otro dato a tener en cuenta sobre Machu son las nuevas reglas que rigen desde el 1 de julio de este 2017, podés leerlas en Las nuevas reglas para visitar Machu Picchu.

20170416_155657
Vista de Cusco desde el mirador (que no recuerdo el nombre) antes de entrar a la ciudad viniendo desde el Norte por la ruta panamericana S3, Perú – Abril 2017

1. Qué visitar en la ciudad de Cusco

Como me suele ocurrir en la mayoría de los lugares, lo más lindo me pareció perderme por las calles. Y si bien esta ciudad cosmopolita del valle sagrado de los incas tiene ofertas para todos los gustos (museos, ruinas, gastronomía típica e internacional, excursiones, esculturas, paseos de compras artesanal y de marcas reconocidas, salida nocturna, etc), no resalté muchos puntos dentro de la ciudad a los que visitar puntualmente ya que las afueras de Cusco me parecieron el verdadero espectáculo. Tenga en cuenta el que lee, que si algo me apasiona del mundo son sus escenarios naturales y las ruinas de los que nos trajeron hasta acá.

– Plaza de Armas

La plaza de armas de Cusco es el centro neurálgico de la ciudad; donde está todo. Es una plaza seca (cosa que aclaro porque nací y creí en Buenos Aires y es algo a lo que después de recorrer más de 30 ciudades todavía me llama la atención). Y lo que ahora es la plaza antiguamente fue un pantano, que durante el Imperio incaico fue secado y se transformó en el centro administrativo, religioso y cultural de la capital de dicho imperio. Después de la conquista fue ocupada por los españoles, quienes lo rodearon de templos y mansiones construidas sobre los palacios incas de alrededor. Fue en esta plaza también donde fue ejecutado Túpac Amaru II en 1781. Actualmente es el núcleo central del Cuzco moderno, como comenté arriba, y está rodeado por restaurantes turísticos, joyerías, agencias de viaje, museos y los mismos templos del periodo de la conquista.

20170417_140649
Plaza de Armas, Cusco, Perú – Abril 2017

Los dos templos construidos a su alrededor se mantienen como tales en las horas de culto, y fuera de este horario son museos abiertos al público previo pago de una entrada de 5 soles. La mayoría de los edificios conservan en sus cimientos algunos muros incas, pero es el estilo colonial el que prevalece.

20170417_135208
Estamos nosotros en a fotos (mi papá y yo) porque no tengo ninguna otra donde estén ambos templos de la Plaza de Armas, en Cusco, Perú – Abril 2017
20170416_181335
Plaza de Armas, Cusco, Perú – Abril 2017

– Qurikancha

El Qurikancha (templo dorado), que originalmente fue el Inti Kancha (templo del sol), es el templo inca sobre el cual fue construido el Convento de Santo Domingo y fue uno de los más famosos, venerados y respetados templos de la ciudad del Cuzco. Está entre la Avenida del Sol (calle principal que sale desde la Plaza de Armas) y la Avenida Tullumayo. En su interior se encuentra “el recinto de oro” que era un lugar sagrado donde se rendía adoración al máximo dios inca: Inti (Sol); a este lugar sólo podían entrar en ayunas, descalzos y con una carga en la espalda en señal de humildad.
Las piedras que levantan todo el templo tienen un leve almohadillado en los lados, otra muestra que expresa la sobria estética de la construcción en el Imperio inca.

20170416_191108
Vista del Qurikancha desde la Avenida del Sol, Cusco, Perú – Abril 2017

– Mural Histórico (el más grande de América del Sur)

El mural está ubicado en sobre la avenida El Sol, la vía más concurrida de la ciudad, que va desde la Plaza de Armas hasta el Pumaqchupan o “Cola del Puma” (la misma calle donde está el Qurikancha). Fue pintado sobre un bloque de concreto de cincuenta metros de longitud por seis metros de alto. Lo pintó el artista cusqueño Juan Bravo Vizcarra con una pintura acrílica traída de México, y tardó 9 meses en terminarlo.
El mural representa la historia del Cusco desde la prehistoria hasta nuestros días, cubre un lapso de tres mil años, y en él cada personaje tiene las vestimentas y atavíos propios de cada época.

20170416_234101
Mi foto (malísima) del Mural Histórico donde se nota la extensión, Cusco, Perú – Abril 2017
mural-cusco
Foto de Cusco en Portada (donde realmente se dimensiona lo increíble de esta obra), en Cusco, Perú

 

2. Qué visitar en las afueras de Cusco – Valle sagrado de los Incas

Acá viene lo mejor, como comenté al principio de este posteo, lo que más me gustó de Cusco fueron sus alrededores. En 40 kilómetros a la redonda de esta ciudad, la magia de la historia inca está por todos lados.
El Valle Sagrado de los Incas es un lugar en el que yo me hubiese quedado a vivir. Pocas veces en la vida me sentí tan a gusto con la gente y el entorno, es que ese valle no te deja estar mal, para donde mires, te maravillás…

Dato importante: La mayoría de los lugares son centros arqueológicos (hay 16 en total), en casi todos -y sobre todo en los más lindos- cobran entrada y no es barata (de 12 a 25 soles) lo que conviene es sacar un pase que sale 70 soles y te permite el ingreso a todos los sitios arqueológico del valle sagrado (dura varios días).

Una última cosa a aclarar sobre este punto es que a algunos de los lugares que voy a mencionar no fui. Mi estadía en Cusco fue bastante intensa ya que fue en medio de un viaje de 2.000 kilómetros por Perú, y me quedé con ganas de visitar más de un lugar. Lo bueno es que me sirvió para identificar los que más me interesaban y me sirvió para armar esta lista donde elegí mis “imperdibles”.

– Sacsayhuaman (a 2 kilómetros de Cusco)

La impresionante fortaleza de Sacsayhuaman esta estratégicamente construida sobre un cerro desde donde se aprecia todo Cusco. Es famosa por sus enormes piedras labradas, algunas de las cuales están a 9 metros ó 30 pies de altura y pesan más de 350 toneladas. La mayoría de los City Tours (10 soles por días) que salen desde la Plaza de Armas te llevan hasta allá, y si venís en auto desde el Norte, vas a pasar por ahí cuando bajes por la ruta panamericana S3. ¿Un consejo? Si te gusta sacar las fotos, andá de noche.

Sacsayhuamán,_Cusco,_Perú,_2015-07-31,_DD_36
Sacsayhuaman (foto de internet, autor desconocido)

– Parque Arqueológico De Tipón (27 kilómetros de Cusco)

El conjunto Tipón se encuentra cerca de Oropesa en la Comunidad de Choquepata, a 27 km al sudeste del Cusco. Contiene recintos, terrazas y una acequia intacta de los tiempos incaicos; y la parte alta del conjunto es atravesada por el Camino del Inca.  Se dice que es probable que haya sido utilizado como laboratorio de productos agrícolas por los diversos microclimas que se hallan en este complejo.

tipon
Parque Arqueológico De Tipón (foto de internet, autor desconocido)

– Humedal Lucre-Huacarpay (31 kilómetros de Cusco)

Está dentro del Parque Arqueológico de Pikillaqta, y es un lugar hermoso para ir a sentarse un rato a contemplar la paz que regala este valle. La foto de abajo es desde uno de los miradores de la laguna.
La ciudadela Wari de Pikillaqta se encuentra ubicada en la parte norte del humedal y guarda numerosos vestigios incas y pre-incas.

20170417_164741
Humedal Lucre-Huacarpay, Cusco, Perú – Abril 2017
20170417_171132_001
Parque Arqueológico de Pikillaqta, Cusco, Perú – Abril 2017

 Písac (a 33 kilómetros de Cusco)

Es uno de lo yacimiento arqueológico más importantes y visitados del Valle Sagrado de los Incas. Se encuentra al este de la cordillera de Vilcabamba; y como era costumbre en la arquitectura inca, las ciudades fueron construidas sobre la base de trazos figurativos de animales: Písac asume la forma de la perdiz de puna.
Písac está divido en dos zonas, la antigua – ubicada en la parte alta donde está el yacimiento arqueológico-, y la actual -ubicada en el valle- que data de la época colonial. En la plaza se pueden encontrar artesanías de todos los colores y materiales; además de un mercado aún más colorido de frutas, especies y más arte.

20170416_140712
Písac, Valle Sagrado de los Incas, Perú -Abril 2017
20170416_142641
Písac, Valle Sagrado de los Incas, Perú -Abril 2017

– Salinas de Maras (a 42 kilómetros de Cusco)

Hacia el noroeste del pueblo de Maras, a 42 kilómetros al oeste de la ciudad de Cusco, se encuentran “las salinas de Maras”. Estas salineras son conocidas también como “minas de sal” y están formadas por unos 3000 pozos que en tiempos de sequía se llenan con agua salada que proviene de un manantial natural; y cuando el agua se evapora la sal se cristaliza. Cuando la sal alcanza unos 10 cm de altura desde el piso es retirada y después embolsada en costales de tela y enviada a los mercados de la región. Esta Sal además del cloruro de sodio, tiene otros minerales como calcio, hierro, magnesio, zinc y cobre. Yo no me quedé con las ganas de ir porque no me dió el tiempo, pero Hugo, un cusqueño que vive en Urubamba hizo mucho hincapié en que debía ir ahí y me dio mucha confianza; así que quedó para mi próximo viaje, y mientras se los recomiendo en nombre de Hugo.

salineras-1
Salinas de Maras (foto de internet, autor desconocido)

– Moray (a 50 kilómetros de Cusco)

Los restos arqueológicos de Moray se encuentran ubicados a 7 kilómetros de Maras. Y cada círculo que lo conforma comprende una terraza que se superpone a otra, formando círculos que van ampliándose a medida que se alejan del centro. Se puede acceder de uno a otro escalando piedras salientes (sarunas), clavadas en la pared. Moray es palabra quechua y nombra a un sector ocupado por las comunidades campesinas de Misminay y kaccllarakay. Acá tampoco pude ir, y auqne no tuve ninguna referencia en particular, es un sitio al que quiero ir porque queda cerca de Maras y porque me parece hermoso de tan verde.

0523201693955-moray
Moray (foto de internet, autor desconocido)

– Urubamba (a 54 kilómetros de Cusco)

Urubamba llamado también la “Perla del Vilcanota”, resalta por su bellísimo paisaje y por su saludable clima, se encuentra ubicado en el corazón mismo del Valle Sagrado, al pie de los nevados Chicón y Pumahuanca.
Mi recuerdo de este lugar es particularmente especial por varias cosas: 1 llegué el sábado de semana santa y en la plaza central -donde está la iglesia- había una ceremonia con cánticos que en ese contexto realmente parecía celestiales, adornados por un coro de gente con velas; 2 fue el primer lugar “turístico” al que llegué después de 4 días y como soy vegetariana amé encontrar comida internacional que tenga algo más que pollo; 3 la misma noche que llegué, preguntando cosas, conocí a un gran amigo que conservo hasta hoy. Fuera de la subjetividad, también es una ciudad hermosa. En auto tardás una hora y media aprox en llegar desde Cusco. Está también a 4 kilómetros de Yucay.

urubamba06
Urubamba, Valle Sagrado de los Incas, Perú (esta foto tmb es de internet porque ninguna de las mías refleja realmente lo hermoso que es, y acá si se puede ver – autor desconocido)

– Ollantaytambo (a 72 kilómetros de Cusco)

Ollantaytambo es un pueblo increíblemente hermoso, además de uno de los puntos de partida del Camino del Inca que termina en Machu Picchu y lugar donde sale el tren para Aguas Calientes. Es la única ciudad del incanato en el Perú que aún es habitada y donde se pueden ver las fachadas inferiores de estilo inca y las superiores de estilo colonial. Su centro arqueológico es uno de los más grandes y su recorrido demora aproximadamente dos horas, en su boletería se puede sacar el pase de 70 dolares para ingresar a todos los sitios arqueológicos. A los pies de la ciudad en ruinas de la montaña, hay puestos llenos de esas artesanías de colores chillones que contrastan divivamente con la pacha.

20170416_113233
Ollantaytambo, Valle Sagrado de los Incas, Perú -Abril 2017
20170416_121017
Ollantaytambo, Valle Sagrado de los Incas, Perú -Abril 2017

– Montaña Arcoiris (a 2 horas de Cusco)

Se dice que el Vinicunca -llamada también Montaña de Siete Colores, Montaña Arcoiris o Montaña de Colores (los pobladores le llaman Cerro Colorado)-, es un lugar que demuestra una nueva oportunidad para todo aquel que la visita, esta creencia tiene inicio en el dicho  “si quieres ver el arco iris tienes que afrontar la tormenta”. Está catalogada por la revista National Geographic como uno de los 100 lugares que se debe visitar antes de morir.

vinicunca13

3. ¿Cuántos días se necesitan en Cusco para recorrer todos los lugares que hay para ver?

Bueno, ya habrás visto que hay muchísimo para hacer estando en Cusco, asi que vamos por partes. Para ver los puntos de la ciudad con un día entero está bien. Para mi lo mejor es tomar el City Tour y recorrer en medio día todos los puntos turísticos claves, para luego disfrutar del resto del tiempo paseando por la ciudad sin estar mirando tanto el mapa.
Calcular el tiempo para las afueras es un poco más difícil porque depende mucho del transporte, pero ¡Vamos a intentarlo! Para mi lo mejor es alquilar un auto, siendo más de uno termina siendo más barato que sacar todos los tours para dos o más personas; pero eso queda a criterio de cada uno. Mi experiencia fue con vehículo y con 3 días a full se pueden visitar todos los puntos de los alrededores. La visita a la montaña Arcoiris demora todo el día (pero conviene ir con tour este día por la ruta de acceso), otro día habría que usarlo para ir a Ollantaytambo, Maras, Moray y Urubamba (sería un recorrido de entre seis y siete horas más el tiempo de viaje), y un tercer día para Pisac, la zona de Lucre, el Tipón y Sacsayhuaman (recorrido de entre 4 y 5 horas más el viaje).
Moverse a dedo no es una mala opción, pero más que nada es útil para la parte que une Pisac con Ollantaytambo, porque la carretera 28B -que atraviesa el valle- es de las más transitadas de la zona. Para el lado de Tipón hay colectivos de línea que salen desde el centro de Cusco, pero no es tan amigable para el dedo por lo que pude ver, salvo que agarres la hora de camiones (después de las 18 horas). A estos viajeros no hace falta calcularle días.
Si van a hacer el recorrido con un tour, pueden averiguar en la zona de la plaza de Armas o cerca de la terminal de trenes. Son los dos puntos desde donde salen y se ofrecen los recorridos turísticos. Salen todos los días y el horario de todas las agencias es de 8 a 20 horas de corrido. Yo aconsejaría pensar en 4 o 5 días si se hace con empresas de turismo. Nunca se olviden que están en Perú ¡El regateo es clave!

Espero haber servido de ayuda para planificar el viaje, si tenés algún consejo o dato que aportar dejalo en los comentarios o completá el formulario de contacto para preguntarme lo que necesites.

¡Buen viaje!

 

 

 

 

0 comentarios en “Planear un viaje a Cusco: cuántos días ir y qué visitar

Deja un comentario